Por qué recomiendo -y uso- Lightroom Classic CC

Quede claro que Adobe no me patrocina (ni ninguna otra marca) y que todos mis artículos los hago según mi experiencia dentro de la mayor objetividad posible y para informar y ayudar a mis alumnos y lectores. En uno u otro momento a lo largo de los últimos años he probado muchos de los programas que os voy a citar (algunos incluso varias veces en diferentes años), unos con mayor profundidad que otros, para poder hacerme una idea global de cual debería ser mi programa de referencia.

Cada vez hay mas programas de revelado/edición/retoque (o como lo queráis llamar) de los archivos RAW de nuestras cámaras en un ordenador y muchos no sabéis cual elegir o por cual empezar. Los hay gratuitos y de pago.

Los gratuitos son evidentemente más limitados, pero hay personas que no necesitan más funciones. Quieren mejorar de forma sencilla y rápida sus fotografías mejor que con el programa propio de Windows 10 o Mac (curiosamente ambos se llaman Fotos) que son demasiado elementales. Pero tampoco requieren tantas funciones y complicaciones de programas más complejos y potentes de pago. O simplemente no quieren pagar.

Programas gratuitos son Darktable (completo pero exigente en potencia de ordenador), Rawtherapee (muy interesante), Polarr (más básico) o el propio nativo de la marca de tu cámara (como puede ser el DPP en Canon, el Capture NXD en Nikon o el Viewer 3 de Olympus). El principal problema de estos últimos es que son poco prácticos, es complicado trabajar con ellos o, directamente, están totalmente desactualizados desde hace años (como le ocurrió también al Aperture de Mac).

De pago hay más opciones, entre las que destacan Capture One y Luminar, que están haciendo muy buenas campañas de marketing y de actualizaciones para intentar desbancar a Lightroom Classic CC. Además, Capture One se está ganando por méritos propios ser la mejor alternativa a Lightroom, superando al programa de Adobe en varios aspectos -en otros no queda tan bien parado-.

Interface de Capture One

No voy a describir cómo funciona a fondo Lightroom porque no es el motivo de este artículo. Si que diré que además de revelador, Lightroom también es catalogador (organizador, buscador, etiquetador) de nuestras fotografías y ayuda muchísimo porque en un solo software puedes realizar mucho de lo que una fotografía necesita. Muchos de los programas que he nombrado no son catalogadores. Es muy importante tener uno para poder encontrar las fotografías que queremos ver, imprimir, procesar o convertir a JPG entre cientos de miles de RAW.

Los programas de pago se pueden alquilar (como Capture One o Lightroom) o comprar (como Capture One o Luminar), siendo en este ultimo caso tuyo a perpetuidad. Si, genial, pero es una versión en concreto. No tendrás las actualizaciones mayores (las importantes) y que tendrás que volver a pasar por caja. No tiene sentido estar funcionando con una versión de hace 3 años porque le faltan funciones ahora muy usadas ni tiene el mismo potencial el procesador. Una versión actual revea mejor, saca más jugo del RAW que una antigua en, por ejemplo, rango dinámico, reductor de ruido o nitidez, Y no olvidemos las nuevas herramientas. Además, si te compras una cámara que no existe en la versión que compraste no podrá leer los RAW de tu nueva cámara y tendrás que comprar una versión más actual.

Si lo alquilas (suscripción) siempre tendrás la última versión con todas sus mejoras y si cambias la cámara (salvo que seas de los primeros en comprarla) el software podrá editar sus RAW. Además, si haces cuentas, no siempre sale más barato comprar que alquilar.

Al hilo del anterior párrafo, una cosa que mucha gente no sabe de Lightroom es que puede estar instalado en varios ordenadores y estar abierto a la vez en dos. Esto es genial, porque puedes compartir una suscripción con un amigo o familiar. No vas a estar editando a la vez en dos ordenadores, ¿no? Pues te lo instalas en todos los que quieras y lo abres en el que prefieras. Cuando vayas a usar otro ordenador, él mismo te cierra la sesión en el que tu le indiques de forma remota. En vez de pagar 12€ al mes, pagas solo 6€, con lo que pagarías 72€ al año por tener tanto Lightroom y Photoshop siempre con la última versión.

Interface de Lightroom

Algunas personas me preguntan qué revelador utilizar. Os cuento muy brevemente las principales diferencias entre Lightroom Classic CC y Capture One:

  • Capture One permite trabajar con sesiones o con catálogos. Con sesiones es más sencillo y ágil pero tiene muchas menos funciones importantes que son muy útiles que empleando catálogos o con Lightroom.
  • Capture One es también catalogador pero no tiene el potencial de Lightroom aún trabajando con catálogos. Es menos intuitivo y ágil que Lightroom.
  • Capture One tiene mejor gestión de color y un resultado algo más vistoso pero deberemos emplear más recursos y conocimientos que con Lightroom, teniendo que emplear más tiempo en cada fotografía y exigiendo más destreza al usuario. Con Lightroom se obtienen buenos resultados muy parecidos en muchos casos de forma más rápida y fácil. Lightroom ofrece una única solución equilibrada y completa aunque tampoco perfecta. Y yo no necesito más. No me gusta recrear fotografías en el ordenador.
  • Capture One tiene a mi criterio demasiadas versiones y opciones para decidir la manera de manejar el programa. A algunos usuarios le será más útil pero a otros le generará muchas dudas.

A todo esto tengo que añadir otras diferencias que os voy a contar en una entrañable historia:

En 2002, cuando adquirí mi primera cámara digital estuve bastante tiempo utilizando Capture One. Era un programa muy potente, más incluso que la primera versión de Lightroom. Estaba muy contento hasta que -ya que han pasado más de 15 años y tengo algunas lagunas- dejó de tener soporte. Aguantaé un tiempo pero al cambiar de cámara me vi obligados a utilizar Lightroom que si que tenía soporte para esa nueva cámara y funciones más completas que Capture One, que quedó medio abandonado muchos años.

En la migración a Lightroom todo el trabajo de varios años editando fotos lo perdí. Cada programa tiene unos ajustes de revelados propios que no suele poder interpretar por otro programa, al menos de forma completa. Tuve que empezar de cero con mis RAW en Lightroom y volver a procesar las fotografías más importantes y sacrificando muchas que no se volvieron a editar jamás. Entonces no se hacían tantas fotografías porque las tarjetas eran pequeñas y caras, pero aún así eran miles de fotografías procesadas cuyos ajustes perdí. Pero si pasase hoy en día eso -que tenemos decenas o cientos de miles de fotografías- es un desastre. Es como un matrimonio con un programa. Si te divorcias, en este caso, pierdes demasiado. Cierto es que ahora hay funciones de migración de ajustes, pero solo es de algunos ajustes básicos y pocas veces lo hace bien en todas las fotografías migradas, con lo que es poco útil a la hora de la verdad.

Interface de Capture One

Capture One era un recuerdo hasta que hace unos pocos años volvió a resurgir con mucha fuerza. Ahora tiene cosas mejores que Lightroom y otras peores, igual que Luminar. Pero, quién te dice que no volverá a pasar lo que ya pasó. Igual que con muchos de estos nuevos programas que surgen como setas. ¿Hasta cuándo tendrán soporte o existirán? En la era digital, muchos programas se quedan por el camino. Y os puedo citar a Aperture (de Apple), Nikon Capture, RawShooter, Biblle o DCRAW, por nombrar algunos importantes programas de edición raw que recuerdo que han pasado a mejor vida y que probablemente a muchos de vosotros ni os suenen.

Lightroom es del gigante Adobe, dueño también de Photoshop y emperador del software fotográfico y diseño gráfico. Salvo un cataclismo, es muy raro que deje de tener soporte. Esta tranquilidad, la potencia y el que sea el más equilibrado (y quizá completo) de todos los que conozco hace que lleve ya más de 15 años utilizándolo. El tiempo invertido en revelar y catalogar esas fotografías no es recuperable y para mi es determinante. Abrir un RAW revelado hace 15 años y ver que mantiene los ajustes y que puedes volver a modificar esos ajustes que hiciste y mejorarla en la versión más actual en segundos o escasos minutos sin invertir la vida en ello es impagable. Tienes un catálogo homogéneo, actualizado y editable sean del año que sean las fotografías. Es mi humilde opinión.

Si quieres aprender a utilizar Lightroom te recomiendo mi curso presencial con Adobe Photoshop Lightroom, donde verás la importación, catalogación, clasificación, edición, exportación y copias de seguridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *