Filtros fotográficos indispensables para paisaje II: degradados

Los filtros fotográficos, en especial para cualquier tipo de paisaje, sea montaña, playa o urbano, son un elemento indispensable para mejorar nuestras fotografías en el momento de realizar la toma.

Muchos de ellos solo se pueden simular en parte y en alguna situación con programas de procesado o revelado como Photoshop, Capture One o Lightroom. Además soy de la opinión que cuanto más terminada esté una fotografía a la hora de tomarla mejor, ya que no solo obtendremos el mayor rango dinámico y así tener el máximo de información a la hora de editar, emplearás mucho menos tiempo en el ordenador y serás más efectivo.

Para mantener la máxima calidad posible los filtros siempre han de ser de marcas reconocidas, como B+W, Lee, Hoya, Kenko, Marumi, Haida o Nisi. Si a un objetivo de 500 euros le ponéis un filtro de 6 euros, es como si le ponéis el vidrio de un vaso a vuestro objetivo: la calidad del filtro debe estar acorde con la de la óptica para no perder calidad en nuestras fotografías. Por ello suelen haber gamas de calidades de un mismo tipo de filtros. No escatiméis en ello: la calidad de vuestras fotos depende del peor de los vidrios que tenga entre el sensor y lo que fotografiéis.

El filtro degradado -o graduado en malas traducciones del inglés- es un filtro que tiene una parte oscura (gris) y una parte incolora, de forma degradada. Sirve para compensar zonas con mucha luz con otras de menor luz y no dejar ni quemada una zona ni muy oscura otra. Por ejemplo, un cielo con nubes que tienen mucha luz y la tierra que está en sombra. Los hay de color pero no son aconsejables para cámaras digitales, ya que se ese efecto se consigue con mayor calidad y precisión en programas de edición.

Sin filtro el cielo está quemado
Con filtro el cielo no sale quemado

Gracias a estos filtros evitamos tener que recurrir a subir las sombras (generalmente generan también ruido y artefactos según la calidad del sensor de tu cámara) o realizar multiexposición, horquillado o HDR, que no siempre dan buenos resultados, especialmente cuando intentamos fusionar imágenes en las que hay movimientos y no coinciden los bordes, como en hojas de árboles, agua en movimiento, personas… Siempre que se pueda es preferible tener una sola toma bien expuesta gracias al filtro que realizar el horquillado y cruzar los dedos para que coincidan los bordes al 100% al fusionarlas (la experiencia me dice que demasiadas veces no quedan bien).

Estos filtros son rectangulares (aunque existen de rosca no son recomendables) para poder variar en altura e inclinación la zona de transición del degradado y así poder solventar cualquier situación que nos podamos encontrar independientemente de la altura o inclinación del horizonte o franja de cambio de luz.

Se suelen utilizar con un portafiltros donde se inserta el filtro. Estos constan de una arandela adaptadora de rosca al diámetro del objetivo (fácilmente cambiable por otra de otro diámetro) y del portafiltros propiamente dicho que tiene unas ranuras donde insertar el filtro, gracias a las cuales el filtro se puede subir o bajar en altura para ajustar la zona de transición del filtro a la de la escena y también girar rotándo los grados que queramos, incluso invirtiéndolo.

Portafiltros con anillo de rosca y filtro

Hay muchos sistemas de portafiltros de distintas calidades y prestaciones que además van cada año evolucionando. Algunos permiten además enroscar un filtro sobre el portafiltros por detrás de las ranuras y otros incluyen un polarizador ultrafino -también enroscado sobre el portafiltros- para evitar al máximo el viñeteado. Existe el sistema Cokin, que fue el primero y dio nombre a este tipo de portafiltros, pero hoy en día está claramente superado por otras marcas. Otros sistemas mejores y más actuales son los de las marcas Lee, Benro, Lucroit, Haida, Nisi, Hitech o K&F Concept, por citar algunos, además de una gran variedad de desconocidas marcas, muchas copias de los primeros.

Sin el degradado el cielo saldría quemado o el primer plano prácticamente negro

Hay portafiltros y filtros de diferentes medidas (sistemas), según con qué tipo de objetivo queramos usarlo:

  • Tipo 85 mm (o P): Adecuado para réflex APSC o sin espejo de hasta 72 mm de diámetro, aunque se puede usar con matices (sobre todo con algo de viñeteo) en objetivos angulares de 77mm. Lo más recomendable hasta 67mm.
  • Tipo 100 mm (o Z): Pensado para objetivos de 67mm hasta 82mm, que suele ser lo normal en gamas altas de APSC y Full Frame. Es donde hay más variedad.
  • Tipo 70 mm (o M) y similares, especialmente diseñados para cámaras sin espejo de tamaño pequeño.
  • Para objetivos de mayor diámetro o sin rosca de tipo bombilla (como ojos de pez o ultrangulares extremos) existen de 150mm y 180mm adaptados para cada objetivo. Obviamente estos filtros son muy grandes, muy caros y muy frágiles. En mi caso, he desechado todos los objetivos que necesitaran este sistema por lo incómodo de unos filtros tan grandes de los que he visto varios rotos por golpes, torsiones o caídas tanto durante su manipulación como incluso dentro de la mochila.

Es importante indicar que algunos portafiltros producen viñeteo, debido a que el portafiltros tapa parte de la imagen y aparecen los bordes de las fotos oscuras o negras. Es un problema que sucede en objetivos de focales bajas (angulares y ultrangulares) que hay que evitar. Si tienes previsto a corto o medio plazo cambiar de objetivos por unos de mayor diámetro o de APSC a Full Frame, elige ya el tamaño grande (100 mm) para que te sirvan en ambos sistemas. Por supuesto, los filtros deben ser del tamaño del portafiltros, no son compatibles entre las distintas medias.

En cuanto a los filtros propiamente dichos, hay de dos materiales, resina y cristal. Os cuento las ventajas e inconvenientes:

  • Resina: precio bastante menor que cristal, se rayan fácilmente si no llevas cuidado pero con un poco de cuidado suelen durar varios años, mayores dominantes de color -según su calidad-, definición muy correcta pero inferior al cristal y mucha menor probabilidad de rotura por presión o impacto al ser bastante flexibles. Si juntamos 2 filtros de resina las dominantes aumentan notablemente. No son aconsejables para cámaras full frame.
  • Cristal: precios elevados, mayor durabilidad si los cuidamos -aunque también se rayan-, pocas dominantes de color, definición mejor que con la resina y poca portabilidad ya que la más mínima presión o impacto romperá el filtro. Si no eres extremadamente cuidadoso con los filtros de cristal, mejor utiliza resina. Algunos sistemas incorporan marcos que protegen más a los filtros.

Hay diferentes filtros degradados según la cantidad de pasos de luz que restan. El más utilizado es el de 3 pasos  (GND8 o 0,9), aunque también se suele usar el de 2 pasos (GND4) y el de 4 pasos (GND16). Los de 1 paso (GND2) no se utilizan apenas en digital porque se consigue su efecto con mayor control en el procesado. No confundir el filtro degradado GND8 con el filtro de densidad neutra ND8, aunque también sea de 3 pasos, es un filtro tontamente diferente.

Filtros degradados GND8 Soft, GND8 Hard y GND4 Soft

La transición puede ser dura (hard) o suave (soft). Lo normal es utilizar los de transición suave. Actualmente algunas marcas han sacado otras variantes más suaves de los degradados.

Hay un subtipo que son los degradados inversos, cuya parte más oscura está en el centro y el degradado va hacia los extremos superiores e inferiores. Sirve sobre todo para ocasos y amaneceres donde la mayor cantidad de luz no está en los bordes, sino en una zona central. Pero el horizonte debe ser muy recto, como el mar. En una montaña son menos útiles.

 

NOTA: Para ver el precio actualizado y poder compararlos entre ellos es necesario que desactives el bloqueador de anuncios si lo tienes activado. Tranquilo, no verás ventanas emergentes ni publicidad extra. Los precios y enlaces son de Amazon y si los compras a través de ellos tendré una pequeña comisión que ayudará a mantener este blog y a ti no te incrementa el precio. ¡Gracias!.

 

Filtros que recomiendo:

Resina de 85mm:

 

 

Cristal de 85mm:

 

 

Portafiltros de 85mm:

 

 

Cristal de 100mm:

 

 

Portafiltros:

 

Durante casi 20 años como fotógrafo he probado muchos filtros y prácticamente todos los que aquí recomiendo, muchos de los cuales los tengo y puedo recomendarlos sin dudar. Aunque nunca me he casado con ninguna marca, el sistema de Nisi me gusta mucho.

Si conoces alguna marca que consideres interesante lo puedes escribir en comentarios. Al igual que me gustaría conocer más opciones de filtros y portafiltros de 85mm: hay muy pocas opciones y he tenido que recurrir a tiendas asiáticas, probado varias marcas con malos resultados, como pueda ser Zomei, tanto en filtros como en portafiltros. ¡Gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *